¡Al loro, viajeros! Ladrón se escondía dentro de una maleta para robar a los turistas

8 de Junio de 2011
Maleta en la que se escondía el ladrón

Maleta en la que se escondía el ladrón, recogida por los Mossos D’Escuadra

Parece ser que el ingenio de muchos ladrones se agudiza cada vez más. Por si no era poco con las técnicas de robo que ya conocemos, ahora optan por otras que son de lo más insólitas. Los Mossos d’Esquadra han detenido a una pareja de ladrones que, de forma curiosa, robaban los equipajes de los viajeros que cogían el autobús desde el aeropuerto de Girona hasta el de Barcelona. El método: esconderse en los maleteros del vehículo dentro de una enorme maleta.

Según informes de la policía del pasado lunes 6 de junio, el modo en que lo hacían era el siguiente: uno compraba un billete de bus hasta Barcelona y llevaba una maleta grande con su compañero de robo dentro. Más tarde la dejaba en el maletero y cuando el autobús comenzaba a andar, el ladrón salía de su escondite para coger los objetos de valor de las maletas de los turistas. Una vez hecho el saqueo, especialmente de aparatos electrónicos, los colocaba en una nueva maleta y la llevaba consigo para no dejarse nada. Al finalizar el trayecto, el supuesto viajero cogía la maleta y salía de la estación tranquilamente para no levantar ningún tipo de sospecha. Toda esta artimaña logró salir a la luz a causa de que uno de los dos ladrones decidió jugarle una mala pasada al otro. Al terminar el trayecto, y después de haber repetido la misma operación, el ladrón que tenía el rol de pasajero decidió dejar la maleta con el otro delincuente dentro y marcharse.

Esto, naturalmente, levantó sospechas de otros pasajeros que finalmente llamaron a los agentes del aeropuerto para informarles. Cuando los policías abrieron la maleta, se encontraron con la “agradable sorpresa”. En su interior había un hombre con un teléfono móvil en la mano, una maleta pequeña con los objetos robados, una linterna y un punzón para abrir cremalleras y candados. El segundo ladrón pudo ser alcanzado. Y es que la empresa Barcelona Bus ya había recibido quejas por este asunto, y uno de los empleados dijo que la maleta de un cliente era de un tamaño en el que sí podria caber un hombre. La policía ya ha identificado a los ladrones y están recopilando información por si se les puede relacionar con otro tipo de robos o estafas similares.

Y parece que este no es el único caso que vemos en estos días sobre robos relacionados con el sector de los viajes. En Palma de Mallorca ha sido detenido un trabajador del propio aeropuerto por robar más de 1.000 carros portamaletas. Durante dos años había estado dedicándose a robar estos carros, que después vendía a una empresa de reciclaje de metales. Lo curioso es que nunca levantó sospechas porque era el encargado de recoger los carros que quedaban dispersos por el aeropuerto.

Está comprobado que no podemos dejar de vigilar nuestras pertenencias en ningún momento. Siempre hay ladronzuelos muy ingeniosos que sabrán burlar a las autoridades y a todo el que pase por delante. Abrir un maleta es algo realmente fácil para ellos, y robarlas en un descuido también lo es. Por eso, a pesar de que en muchos casos no dependa de nosotros, es necesario asegurarnos de que las maletas están bien cerradas y, sobre todo, de no dejar objetos muy valiosos dentro de ellas. Lo mejor es que si llevamos aparatos electrónicos, como portátiles, reproductores mp3 o similares, los llevemos en el equipaje de mano para tenerlos siempre a la vista. Este tipo de objetos son los que más interesan a los ladrones; por la ropa parece que no hay que preocuparse.

Visto en Europapress
En Viajeros Blog | Manguilandia, el mapa de los ‘chorizos’ y carteristas de Barcelona

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información