» » » » Atacama, el desierto que se llena de flores

Atacama, el desierto que se llena de flores

Atacama es un desierto, ubicado en Chile, que tiene la peculiaridad de cubrirse de flores si se cumplen determinadas condiciones. Si esto ocurre, podremos contemplar uno de los mayores espectáculos visuales del mundo

17 de octubre de 2011
Atacama floreado

El desierto de Atacama cubierto de flores es un espectáculo en sí mismo

Cuando pensamos en un desierto, normalmente visualizamos la imagen de un lugar árido y seco, lleno de arena dorada. Pero, ¿y si os decimos que es posible estar en mitad de un desierto repleto de flores de colores?

Así es, aunque para ello, tendremos que viajar hasta Chile. Es allí donde se encuentra el famoso desierto de Atacama, el más árido de todo el planeta y uno de los más curiosos por este motivo que te contamos. Eso sí, para que estas coloridas flores nazcan en Atacama, tienen que darse una serie de condiciones y factores.

El desierto de Atacama se ubica, concretamente, en el Norte Chico de Chile. Una de las opciones más sencillas para llegar hasta él, es volar desde Santiago de Chile, la capital, hasta Coplapó. Aunque también podremos hacer un trayecto en autobús que tardará unas once horas.

Algo importante es que, aunque Atacama se sitúe en latitudes subtropicales, apenas se dan precipitaciones por la existencia del anticiclón del Pacífico. Las nubes causantes de la lluvia que proceden de la Amazonía colisionan con Los Andes, de 6.000 metros de altitud, y no pasan la frontera. Si se dan precipitaciones en este desierto, es por el llamado “fenómeno El Niño”. Cada cierto tiempo, este fenómeno hace que cambie la dirección y la velocidad de los vientos y que se desplacen las lluvias a la región tropical.

Atacama Pata Guanaco

En Atacama, entre todas las variedades de flores, encontraremos multitud de especies endémicas como esta Pata de Guanaco

Pero, además de esta condición, para que en el desierto de Atacama crezcan flores, es necesario que los bulbos de éstas que se hallan bajo tierra, no hayan sufrido percances con las pisadas de los visitantes. Asimismo, son importantes otros factores como el viento, las capas de agua subterráneas y la temperatura.

Es bastante complicado que todas esas condiciones se den simultáneamente, pero si lo hacen, el desierto adquirirá un nuevo color con la llegada de la primavera; es lo que se conoce como “fenómeno del desierto florido”. Este espectáculo visual atrae a miles de viajeros de todo el mundo que quieren contemplarlo al menos una vez en la vida. La experiencia será sencillamente única.

Más de 200 especies de flores, taparán el color anaranjado de la arena del Atacama y lo cambiarán por una gran variedad de tonalidades. La “garra de león” o “el suspiro del campo” son algunas de estas especies endémicas que hacen que el Desierto parezca algo muy diferente. Pero, para no dañar esta maravilla natural, se recomienda que los viajeros no pisen las flores y que eviten el tránsito de vehículos por esas zonas. Esto es importante porque si desaparecen flores, desaparecerán también muchas semillas y, naturalmente, no queremos que este espectáculo de Atacama se termine nunca.

Desierto Atacama

Fotografía del famoso desierto floreado de Atacama

Entre los meses de septiembre y noviembre, encontraremos las mejores fechas para visitar este lugar. Es la época del año en la que se dan precipitaciones, haciendo que las semillas que estaban bajo tierra germinen y se conviertan en flores. También, con motivo de las lluvias y la humedad, llegan a Atacama numerosas aves y animales que no se acercaban a la zona durante la época de sequía. Este mes de octubre, por ejemplo, es un mes idóneo para visitar Chile y conocer el curioso desierto con el que cuenta.

Por otro lado, hay que decir que Atacama es un lugar perfecto para los amantes de la astronomía. Su ínfima contaminación lumínica hace que las estrellas puedan contemplarse de un modo sorprendente. Imaginaos cómo debe ser pasar la noche en un desierto lleno de flores y observar un cielo cubierto de estrellas.

Este año está siendo muy favorable para este desierto, ya que desde septiembre, pueden verse multitud de flores en sus tierras. Aún estamos a tiempo de aprovechar el momento y viajar hasta Chile para presenciar esta maravilla, ya que puede que no se vuelva a producir hasta dentro de unos cuantos años.

Fotografías | Jooanfossi, Jmalfarock y Delamaza
En Viajeros Blog | Parque Nacional Torres del Paine

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.