Bahía de Halong, la milenaria costa de Vietnam

7 de agosto de 2011
La bahía de Halong es una maravilla natural que pertenece a las costas vietnamitas

La bahía de Halong es una maravilla natural que pertenece a las costas vietnamitas

Hoy visitaremos un mágico lugar repleto de leyendas e historias, ubicado en un entorno natural único, excepcionalmente bello y majestuoso. Nos situamos en el norte de Vietnam, concretamente en el golfo de Tonki, en plena provincia de Quang Ninh. La bahía de Halong –también conocida como Ha Long o Along–, es una superficie de 1.500 metros cuadrados de agua que recorre casi 120 kilómetros de costa asiática y que está repleta de islotes de roca kárstica de multitud de formas y tamaños.

Este paraje, que desde el año 1994 figura en las listas de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, abarca una zona protegida de 15.000 hectáreas. Todas las grandes rocas que encontraremos están cubiertas por una verde y espesa vegetación que, junto a la tranquilidad del mar y a los cantos de los pájaros que sobrevuelan por estas aguas milenarias, forman un paisaje espectacular, lejos del bullicio de los mercados vietnamitas o las abarrotadas calles del resto de la ciudad.

Podremos recorrer la aguas de la bahía de Halong a bordo de un barco a modo de crucero

Podremos recorrer la aguas de la bahía de Halong a bordo de un barco a modo de crucero

Entre la población asiática es muy conocida la leyenda que cuenta cómo se formó la bahía de Halong. Aunque la razón nos lleve a pensar que los más de 2.000 islotes se han formado por la meteorización química de las rocas tras el paso de los años, por las calles de Vietnam circula otra historia.

El origen de esta leyenda se remonta al mandato del Emperador de Jade, durante el cual tuvo ocasión un enfrentamiento entre el ejército vietnamita y las tropas chinas. La invasión provenía desde el mar y, por este motivo, el Emperador de Jade envió a una família de dragones celestiales para proteger la costa del país. Dichos animales comenzaron a escupir joyas y piedras de jade, que posteriormente se convirtieron en grandes rocas e islotes. De esta manera se formó una gran muralla que los chinos no consiguieron penetrar, por lo que tuvieron que retirar sus tropas y marcharse, dando la victoria al ejército del Emperador. Desde entonces esta gran bahía se conoce como Halong, que significa “dragón descendiente”.

A bordo de una piragua o una canoa podremos descubrir por nosotros mismos todos los rincones de Halong

A bordo de una piragua o una canoa podremos descubrir por nosotros mismos todos los rincones de Halong

Sea por lo que fuere, desde entonces el resto de la población mundial tiene la oportunidad de pasar algunos días en este idílico lugar y disfrutar de la increíble naturaleza que allí se encuentra. La mejor manera de conocer la zona es a través de un crucero en el que, por apenas 100 dólares por persona, disfrutaremos de dos días y una noche paseando por toda la bahía de Ha Long. Además, nos sentiremos parte de sus ancestrales orígenes, ya que recorreremos sus tranquilas aguas a bordo de un barco que parece sacado de la milenaria leyenda que acabamos de narrar.

Si somos un poco más aventureros y estamos acostumbrados a deslizarnos por las aguas en piraguas, tendremos la oportunidad de alquilar pequeñas canoas y adentrarnos en el laberinto de islas y descubrir cada rincón de esta parte de la costa de Vietnam por nosotros mismos.

En muchos de los islotes de la bahía de Halong encontraremos cuevas que podremos visitar y explorar

En muchos de los islotes de la bahía de Halong encontraremos cuevas que podremos visitar y explorar

Otro de los puntos que no debemos perdernos son las múltiples cuevas que, con el paso de los años, han ido formándose en los islotes de la bahía. Algunas están cubiertas de agua y se puede acceder a ellas en canoa o piragua, otras se encuentran a nivel del mar o sobre él, de manera que tendremos que subir algunos escalones para acceder a su interior. Aunque no podremos entrar a todas ellas, hay un gran número que están acondicionadas para su visita.

Dentro de cada cueva se abrirá ante nosotros un mundo diferente, lleno de estalagmitas y estalactitas de piedra caliza, acompañadas de miles de rocas con increíbles formas, creadas de forma natural y con apariencia de perros, ranas e incluso miembros viriles. Muchas de las cuevas tienen grutas secretas y cavidades escondidas que podremos inspeccionar y descubrir con los más pequeños, que se sentirán los protagonistas de una emocionante aventura.

Si lo que nos gustan son las historias, leyendas y entornos asiáticos milenarios, la bahía de Halong es el destino perfecto.

Más información | Vietnam Tourism (en vietnamita o inglés)
Fotografías | Just Chay, Allan Rickman, onefinesunday y gregw66
A vista de pájaro | Google Maps
En Viajeros Blog | Hoi An, la ancestral ciudad de los Champa

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información