Catacumbas de París, el subsuelo de la muerte

Las catacumbas de París fueron unas minas de piedra caliza convertidas en cementerio en 1786. En ellas encontraremos huesos, cráneos y esqueletos
22 de octubre de 2011
Etiquetas
Catacumbas París

Miles de cadáveres descansan en las catacumbas de París

París, la ciudad del amor. Así es como suele conocerse a la capital de Francia, aunque muchos no saben que, bajo sus bohemios cafés y restaurantes, sus bellas calles y bajo los emplazamientos más románticos del planeta como la famosa Torre Eiffel o el río Sena, se encuentra un mundo totalmente oscuro y siniestro. Aunque su nombre oficial es Les carrières de Paris, se las conoce más popularmente como las catacumbas de París.

Con miles de años de antigüedad, bajo el suelo parisino existían multitud de minas de piedra caliza que abarcaban más de 300 kilómetros de extensión. Sin embargo, en 1786, el director de las minas y el teniente de la policía, decidieron darle un nuevo uso, concretamente el de un cementerio.

De esta manera, debido a la gran cantidad de restos mortales de los camposantos de la ciudad y a la falta de higiene que su exceso provocaba, las minas se convirtieron en un almacén subterráneo de cadáveres. El traslado se realizó de noche, transportando los huesos humanos a bordo de carros y carretas. Aunque los primeros millones de restos se movieron en poco más de un año, décadas después se seguían introduciendo esqueletos completos, o partes de ellos, en el interior de las minas, llegando a almacenar más de seis millones de restos mortales.

Catacumbas París entrada

Un inquietante escrito nos espera a la entrada de las catacumbas de París

Si somos lo suficientemente valientes como para acceder a este claustrofóbico y siniestro lugar, deberemos bajar primero por una larguísima escalera que nos conducirá a un oscuro pasillo. Al final del mismo encontraremos la entrada a las catacumbas con un escrito en su parte superior que nos avisa: Arrète! C’est ici l’empire de la mort (“¡Detente! Aquí está el imperio de la muerte”, en español).

Siempre que esta cita no haya terminado de convencernos de que éste no es nuestro lugar, accederemos a un complicado sistema de túneles, estrechos pasillos y habitaciones subterráneas repletas de millones de huesos parisinos acumulados durante miles de años, ocultos de la agitada y alegre vida que se sucede en el exterior de París. Cabe destacar que aunque las catacumbas abarquen cientos de kilómetros, solo podremos visitar unos cuantos de ellos.

Pese a que en un inicio los huesos fueron colocados sin sentido alguno, el director de las minas mandó organizarlos de una manera más “ordenada”. Es decir, se agruparon los huesos más largos junto con las calaveras formando muros que llegaban a alcanzar los 30 metros de espesor. En algunas ocasiones se colocaban los cráneos en forma de cruz o imitando algún motivo religioso.

Catacumbas París huesos

Millones de huesos se amontonan en las profundidades de las catacumbas de París, formando un siniestro entramado

Además, muchas de dichas paredes están acompañadas de placas en las que podremos leer citas literarias o indicaciones del lugar de procedencia de los huesos. Todo ello forma un espectáculo que algunos de los viajeros que se han atrevido a profanar este cementerio, han descrito como terroríficamente bello.

Durante el recorrido, que dura entre una hora y una hora y media, deberemos ir debidamente equipados, es decir, con ropa y zapatos cómodos, así como con una lámpara o linterna y alguna botella de agua. Y siempre deberemos ir acompañados del guía. Sin mencionar que lo contrario está penado con una multa de 60 euros, no han sido pocos los aventureros que han decidido embarcarse en su propia aventura y se han perdido por los intrincados caminos hasta caer muertos en alguna esquina de la red de túneles.

Cómo llegar a las catacumbas de París

Las espeluznantes catacumbas de París se sitúan en la Avenue du Colonel Henri Rol-Tanguy, número 1. Para llegar hasta ellas podremos hacerlo cogiendo las líneas 4 y 6 del metro o la línea B del RER, en ambos casos hasta llegar a Deufert-Rochereau. Otra posibilidad es desplazarnos hasta el lugar en las líneas 38 y 68 del autobús.

Catacumbas París túneles

Durante nuestro recorrido por las Catacumbas de París, atravesaremos angostos y siniestros túneles

Precios

Los valientes que se atrevan a visitar los entresijos de este cementerio, deberán abonar las siguientes cantidades:

  • Adultos: 8 euros
  • Jóvenes entre 14 y 26 años: 4 euros
  • Personas de más de 60 años: 6 euros
  • Menores de 13 años: entrada gratuita

Horarios

Este inhóspito y frío lugar se encuentra abierto de martes a domingo de 10 a 17 horas. Sin embargo, la taquilla cierra a las 16 horas, por lo que la última entrada será a esta hora. Además, si deseamos disponer de un audioguía, podremos hacerlo por 3 euros. Los idiomas disponibles son inglés, francés y español.

Viajeros, si sois lo suficientemente osados para visitar este cementerio subterráneo francés, ¡no olvidéis contárnoslo!

Más información | Catacombes (en francés)
Fotografías | Jeremy M Farmer (1) y (2), NatalieMaynor y Jean-David & Anne-Laure
A vista de pájaro | Google Maps
En Viajeros Blog | Osario de Sedlec, uno de los lugares más curiosos y escalofriantes de la República Checa y Catacumbas de los Capuchinos, el museo de la muerte de Palermo

Un comentario
  1. Jose Manuel Lazaro
    Publicado el 3 marzo, 2012 a las 7:42 pm | Enlace

    Hace 2 meses estuve en París y realice la visita gracias a la información de este blog. Aconsejo la experiencia a todo el mundo.

    Saludos

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información