Cataratas Victoria, espectáculo en el corazón de África

Cataratas Victoria

Vista panorámica de las Cataratas Victoria

En la frontera de Zambia y Zimbabwe, en África, se encuentra uno de los mayores espectáculos naturales, considerado por muchos como una auténtica maravilla de la naturaleza. Las Cataratas Victoria son un salto de agua del río Zambeze, ubicadas en el distrito de Livingston, al sur de Zambia y en el distrito de Hwange, en la región de Zimbabwe. Ambas localidades se unen mediante el Puente de las Cataratas Victoria, un arco parabólico diseñado por G.S. Hobson y construido entre 1904 y 1905.

Con 1.7 kilómetros de ancho y 108 metros de alto, aproximadamente, asombran a todo aquel que tiene la suerte de contemplarlas. Son consideradas un espectáculo por el estrecho y peculiar abismo en el que cae el agua, en forma de zigzag. Tienen un caudal de medio millón de litros por segundo y en épocas de lluvia puede llegar a los 5 millones de litros por segundo. La cascada forma además parte de dos parques nacionales, el Parque Nacional de Mosi-oa-Tunya y el Parque Nacional de las Cataratas Victoria, en Zambia y Zimbabwe respectivamente. Aunque, naturalmente, los africanos han conocido estas cascadas desde siempre, fue en 1855 cuando el explorador David Livingstone las descubre al mundo y las bautiza como la Reina Victoria.

Piscina del Diablo

Bañista en la Piscina del Diablo, a pocos centímetros del salto de agua

Dentro del África austral, es uno de los lugares más visitados y fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en 1989. Son llamadas también “el humo que ruge”, refiriéndose al agua vaporizada que surge con el impacto del agua y que crea unas vistas y nos arco iris impresionantes. Forman junto con las Cataratas del Niágara y las cataratas del Iguazúel trío de saltos de agua más espectaculares del mundo.

Como éstas otras dos cataratas, las Cataratas Victoria, ofrecen vistas realmente impactantes, pero además cuentan con algo diferente, lo que se conoce como Piscina del Diablo. Se trata de una piscina natural de roca en el borde del salto de agua a unos 100 metros de altitud.  En épocas de bajo caudal, de septiembre a diciembre, los visitantes pueden disfrutar de un baño en esta “piscina” de forma segura. Se puede acceder a ella a través de la Isla Livingstone. De cualquier forma, hay que ser muy atrevido para arriesgarse a nadar en este lugar, ya que podemos estar a tan sólo unos centímetros de la caída del agua. No debemos olvidar que la Madre Naturaleza puede sorprendernos en cualquier momento, incluso en épocas de bajo caudal.

Puenting desde las Cataratas Victoria

Puenting desde las Cataratas Victoria

Y estas personas atrevidas que osen a darse un bañito en la Piscina del Diablo, pueden también hacer una de las muchas actividades de aventura que se realizan en el lugar. Sobrevolar la zona en helicópterio, hacer puenting o rafting, son algunos de los ejemplos para llenarnos de adrenalina y hacer la experiencia aún más intensa. Las cataratas Victoria o Mosi oa Tunya, como se llaman en lengua kokolo, son una visita casi obligada en nuestro viaje a África. Después de los famosos safaris y de los recorridos por la selva, contemplar esta maravilla natural será todo un contraste y un nuevo disfrute para los sentidos.

Más información | Wikipedia,
Fotografías | Mundoamigo, Fernanda Mancini y Onthegotours
A vista de pájaro | Google Maps

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información