Catedral de Brasilia, fusión entre fe y arte

6 de Julio de 2011
Etiquetas
La Catedral de Brasilia es uno de los templos religiosos más impresionantes del mundo

La Catedral de Brasilia es uno de los templos religiosos más impresionantes del mundo

Si nadie nos dijera que esta increíble construcción es una catedral, no podríamos ni imaginarlo. De hecho, desde el exterior no veremos ningún símbolo para poder asociarlo, excepto una cruz moderna, que se aleja de las tradicionales crucetas. Pero sí, se trata de la Catedral de Brasilia, también conocida como la Catedral Metropolitana Nuestra Señora Aparecida, situada en la ciudad de Brasilia. Sin duda es uno de los templos más singulares que podamos visitar, no solo de Brasil, sino que me atrevería a afirmar del mundo entero.

Fue diseñada por el arquitecto Oscar Niemeyer, que fue contratado tras participar en un concurso nacional que ganó por razones evidentes. Es un proyecto totalmente innovador ideado con el objetivo de incluir en la ciudad renaciente de Brasilia un toque de distinción y elegancia. La catedral es un edificio circular, compacto y formado únicamente por 16 columnas que se complementan con el techo y las paredes de vídrio y que ascienden a las alturas, dando la sensación de que el templo se abre hacia el cielo.

El exterior de la catedral también es espectacular y se encuentra rodeado por los Cuatro Evangelistas

El exterior de la Catedral también es espectacular y se encuentra rodeado por los Cuatro Evangelistas

Se comenzó a construir en el año 1958, pero no fue hasta 1970 que se acabó y fue abierto al público. Además, tal es la espectacularidad de esta obra maestra que en el año 1988 le otorgaron el premio Pritzker como muestra de admiración por su trabajo. Esta grandiosa creación tiene unos 70 metros de diámetro aproximadamente y 40 de altura. Su superficie total ocupa 1.500 metros cuadrados que dan cabida a más de 4.000 personas.

El acceso a la catedral está flanqueado por cuatro enormes estatuas de tres metros de altura, hecho que hace recordar el estilo de los templos de Egipto. Las esculturas representan a los Evangelistas San Juan, San Marcos, San Mateo y San Lucas y combinan las líneas rectas con las curvas de forma realmente espectacular.

Otra de las particularidades de la Catedral es que se encuentra rodeada de un lago, por lo que tendremos que atravesar una rampa que lo atraviesa para llegar hasta la puerta de la iglesia.

Es impresionante contemplar los ángeles que se encuentran suspendidos bajo la cúpula de la Catedral de Brasilia

Es impresionante contemplar los ángeles que se encuentran suspendidos bajo la cúpula de la Catedral de Brasilia

En su interior no encontraremos ningún otro pilar, poste o pared. Es un espacio completamente abierto, limpio y diáfano que contrasta con las catedrales habituales que se encuentran en cualquier otra ciudad. Además, debido a los colores blancos, azules y verdes turquesas de las cristaleras, nos dará la impresión de que no estamos en el interior de una nave, sino que nos encontrarmos al aire libre.

Justo al entrar al interior del templo nos encontraremos con una pilastra de mármol blanco en la que se incluyen imágenes de algunos de los momentos más importantes de la vida de la Virgen, a la que rinde homenaje este bello y singular templo.

También podremos contemplar el sobrio altar que preside la nave, que tiene un simbolismo especial, ya que fue donado, junto con la figura de la Virgen Patrona de Aparecida por el Papa Pablo VI. Además, dicho Papa tuvo un papel primordial en la construcción de la catedral, ya que bendijo la cruz que se encuentra en la parte superior del templo.

La escultura de la Virgen Patrona de Aparecida fue donada por el Papa Pablo VI

La escultura de la Virgen Patrona de Aparecida fue donada por el Papa Pablo VI

Sin embargo, las esculturas del interior de la iglesia que llaman más la atención son los tres ángeles que se encuentran suspendidos en el aire, sujetos por unos cables de cobre. Están hechos de bronce y cada uno tiene un tamaño y peso distinto. El más pequeño supera los dos metros y pesa 100 kilogramos de peso, mientras que el más grande alcanza los cuatro metros y pesa más de 300 kilogramos. Sin duda es una imagen espectacular, sobre todo al combinarla con las espectaculares vidrieras de la catedral.

La iglesia también dispone de un campanario, ubicado a un costado de la catedral. Está formado por cuatro enormes campanas de bronce, que fueron donadas por España.

La Catedral de Brasilia se encuentra en un lugar apartado del centro, en la Esplanada dos Misterios. Además permanece abierta todos los días de la semana, lo que nos permitirá acceder a ella y recorrer todos los recovecos de su especial composición, que sin duda nos dejarán con la boca abierta.

Más información | Catedral Metropolitana Nossa Senhora Aparecida (en portugués)
Fotografías | Wikiarquitectura, Marcia Rosa, Plataforma Arquitectura y rodrigogreis
A vista de pájaro | Google Maps

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información