Cinque Terre, cinco pueblos incrustados en los acantilados al sur de Génova

8 de junio de 2011
Etiquetas
Imagen panorámica de la localidad de Vernazza en Cinque Terre

Imagen panorámica de la localidad de Vernazza en Cinque Terre

Nosotros no nos cansamos de proponer lugares fascinantes, y para esto, Italia siempre se presta. Cinque Terre, traducido al español como “Cinco Tierras”, son cinco poblados que se encuentran incrustados en altos acantilados sobre la costa del mar de Liguria en Génova. Se trata de un hecho realmente curioso y que hace que la Región sea muy atractiva para los visitantes. La integración de estos pueblos con la naturaleza, es un caso que no se repite con mucha frecuencia y que ofrece un paisaje asombroso. Cinque Terre está compuesto por los pueblos de Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore, abarcando desde Punta Mesco hasta Punta di Montenero.

El paisaje montañoso está formado por varios estratos o terrazas que descienden hacia el mar con una gran inclinación. Usando esas terrazas, el terreno ha sido modelado por la mano del hombre para aprovechar de la mejor manera su disposición. Aún así, el interés por mantener el equilibrio ecológico de la zona siempre ha prevalecido, impidiendo que se hiciesen cambios en la naturaleza. Como rasgo curioso hay que mencionar que en Cinque Terre no se permite la circulación de automóviles por decisión de los propios habitantes. Esta región fue además declarada en 1997 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y en 1999 se creó el Parque Nacional de Cinque Terre. Para conocer un poco mejor este bello lugar, es necesario saber qué ofrece cada uno de sus pueblos.

Fotografía de Manarola, uno de los cinco pueblos que componen el Cinque Terre

Fotografía de Manarola, uno de los cinco pueblos que componen el Cinque Terre

En primer lugar, Monterosso, la localidad más occidental y también la más poblada de la región, está situada en el centro de un golfo natural y cuenta con amplias y bonitas playas. Vernazza es el segundo pueblo más occidental de las Cinque Terre y se encuentra inclinado hacia el mar. Únicamente es accesible mediante una carretera a la que se llega desde la carretera provincial. El producto más conocido de este pueblo es la vernaccia, un vino típico de esta localidad. Un lugar muy atractivo de Vernazza es su pintoresco puerto, lleno de barcos de todos los tamaños.

Por otro lado, Corniglia está situado en el centro de la región. Es el pueblo más pequeño y el único que no conecta con el mar, sino que está ubicado encima de un promontorio. El modo de acceder a Corniglia es descendiendo por una escalinata llamada Lardarina, de 337 escalones o recorriendo la carretera que conecta con la estación de tren. Manarola, en cambio, se encuentra situada en una colina, extendiéndose por el valle y descendiendo hacia el mar. Está, a su vez, situado en el último tramo del río Groppo y sus casas están agrupadas a lo largo de la vía principal. Finalmente, Riomaggiore es la localidad más oriental de las cinco, situada en el valle de Rio Maggiore. Sus casas se agrupan en diferentes niveles que siguen el camino del río.

Imagen de la escalinata conocida como Lardarina

Imagen de la escalinata conocida como Lardarina

Pero entre todas estas cosas, lo más atractivo de Cinque Terre son sus bonitas construcciones que parecen aferrarse a los acantilados para no caer al mar, creando un paisaje natural de lo más curioso y pintoresco. Se pueden hacer varias rutas por Las Cinque Terre, pero una o de las más famosos es la Via dell’Amore, que une a Riomaggiore con Manarola mediante un sendero con vistas maravillosas, vegetación y el mar golpeando ferozmente las rocas.

Las actividades que predominan en esta región son la agricultura y la pesca, algo lógico tratándose de pueblos costeros. El cultivo de olivos y vides es también tradicional, de ahí sus fantásticas cosechas y sus excelentes vinos como el “Cinque Terre” o el “Sciacchetrá”. Las Cinco Tierras son un lugar más para visitar dentro de la Bella Italia. Un ejemplo de cómo la mano del hombre puede hacer que la naturaleza y los edificios convivan en armonía. Sólo queda preguntarse si los habitantes de la Región tendrán miedo a las alturas, aunque visto lo visto, ya deben estar más que acostumbrados.

Más información | Wikipedia y Web oficial (en italiano)
Visto en Trotamillas
Fotografías | Arbaspaa, Beautiful-liguria y Finofilka
A vista de pájaro | Google Maps

Un comentario
  1. Publicado el 19 junio, 2011 a las 7:42 pm | Enlace

    Sólo tuve la oportunidad de ir a Manarola y me quedé impresionada de tanta belleza!

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información