'Creo que puedo volar'

13 de junio de 2012

Aparte de ser el título del vídeo que hoy os presento, este frase refleja una duda que puede disiparse cuando se observan las espectaculares escenas del citado vídeo, porque seguramente se experimenta una sensación muy parecida a volar cuando se realizan estas prácticas acrobáticas que mezclan equilibrio, libertad y, posiblemente, un tremendo “subidón” de adrenalina. Es una actividad recomendada para quienes aman los deportes de riesgo y la aventura, para cualquier persona que quiera soñar que puede volar como un pájaro.

Esta excitante iniciativa es obra del francés Sebastian Montaz-Rosset, seguramente un inconformista aventurero con ansias de surcar el cielo como si de un pájaro se tratara. Para que podamos ser partícipes en esta apasionante aventura nos ha legado este maravilloso vídeo titulado I Beliebe I can Fly (Creo que puedo volar, en castellano).

Esta serie de actividades extremas nos invitan a convertirnos en unos grandes aventureros, pero también debemos ser unos amantes de los viajes; se trata de alcanzar nuevos retos y superar obstáculos desconocidos lo que nos debe llevar a visitar muchos lugares. Una buena muestra de ello son las distintas localizaciones que podemos apreciar en el vídeo, pues cada una de ellas supone una nueva ocasión de ponernos a prueba mientras disfrutamos de la gratificante experiencia de descubrir lugares y observar maravillosos paisajes rurales o urbanos.

Entre otras escenas, los protagonistas de este film desafían a la gravedad suspendidos entre dos edificios parisinos, sobre una finísima cuerda apenas perceptible en la inmensidad de las alturas. Luego los vemos desafiando al vacío extremo mientras se lanzan desde la cima de una cumbre rocosa. ¿Existirá una sensación más parecida a volar?

Cualquier idea es buena mientras sirva para desafiar a la gravedad, como precipitarse a un abismo en caída libre hasta que se abre nuestro salvador paracaídas, tal y como se puede observar en algunas secuencias de este vídeo de menos de cuatro minutos de duración. Y mientras observamos atónitos las diversas escenas, repletas de acrobacias y saltos, no debemos dejar escapar las fantásticas panorámicas y los bellos paisajes que sirven de fondo a todas estas actividades.

Finalmente, fotograma a fotograma, cada vez estaremos más convencidos de que podemos volar o, al menos, sentir una sensación muy similar. Otra cosa es atreverse, pero con espíritu aventurero, la preparación adecuada y el material apropiado todo es posible.

Estos lugares se encuentran en distintas regiones de Francia y Noruega, dos interesantes destinos turísticos europeos.

La música de fondo que acompasa las escenas del vídeo es el tema The Rural Alberta Advantage, de Frank, AB.

Más información | Vimeo
En Viajeros Blog | Salto en paracaídas o cómo volar en caída libre

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información