Duomo di Milano, la impresionante catedral de Italia

14 de Febrero de 2011
Etiquetas

La Catedral de Milán, o Duomo di Milano, es un templo gótico ubicado en Milán, concretamente en la Piazza Duomo, Italia. Se comenzó a construir en el siglo XIV, pero no fue hasta el año 1805 que se acabó completamente, siendo en la actualidad la construcción más rica y grande de Italia. Abarca unos 11.700 metros cuadrados y está repleta de columnas, estatuas y gárgolas, así como de esculturas de grandes artistas, pináculos y capiteles. Sin duda alguna, es una de las catedrales más bellas e impresionantes del mundo, tanto por sus dimensiones como por la valía de las obras que se hayan en su interior.

Catedral de Milán

Catedral de Milán, Italia

La Catedral está formada por cinco grandes naves. La principal se encuentra en el centro y a cada lado se sitúan dos naves laterales. Además, está atravesada por un trasepto, acompañado de un coro y del ábside. En la elaboración de su estructura fueron necesarios más de 50 arquitectos, que llenaron el templo de pináculos y bellos adornos, así como de multitud de agujas acabadas con estatuas, siendo la aguja central la más grande e importante, ya que se coronó con la escultura de la Asunción, más conocida como la Madonnina.

En el interior de la Catedral, encontraremos grandes tesoros de la historia, como el sarcófago del arzobispo Alberto de Intimiero o el de Marco Corelli. Por otra parte, nos llamará especialmente la atención la existencia de tres altares, creados por Pellegrini, uno de los cuales se encuentra rodeado de ilustres esculturas doradas; así como el mausoleo, donde se halla la estatua de San Bartolomé de Marco D’Alegrete. Además, podremos observar por todo el emplazamiento grandes vidrieras de colores procedentes del siglo XV, así como gran variedad de figuras de estilo románico representando a los apóstoles en marmol rojo. Igualmente nos sorprenderemos con objetos tan singulares como el cuenco egipcio de Pórfido o un candelabro Tivulziano.

Nuestra visita no debe acabar sin que acudamos a la cripta, a la capilla musical o a la cantera arqueológica. Tampoco debemos perdernos la cubierta de este templo, ya que podremos acceder al techo del mismo, debido a que se encuentra abierto al público y desde el cual, podremos observar de cerca las agujas, estatuas y esculturas, así como una impresionante vista del centro de Milán.

Más información | Duomo Milano
A vista de pájaro | Google Maps
Fotografía | Iñigo Escalante
Visto en eTurismo Viajes

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información