Excursión a las Dunas de Merzouga: en pleno desierto marroquí. Primera parte

21 de julio de 2011
Una excursión hasta el fascinante desierto de Marruecos puede ser una de las mejores experiencias que podamos vivir

Una excursión hasta el fascinante desierto de Marruecos puede ser una de las mejores experiencias que podamos vivir

Marruecos es un país conocido por su cultura, comida, especias, medinas y zocos. Un país en donde el tiempo parece llevar detenido muchos años. Un lugar de contrastes y de vida. Pero no debemos olvidar que Marruecos se encuentra en una situación privilegiada dentro del continente africano, y que por tanto, podemos descubrir también algunos de los paisajes más asombrosos que hayamos visto. Es lo que ocurre cuando decidimos salir de las ciudades para introducirnos en pleno Atlas o incluso, en pleno desierto.

En esta ocasión, contaremos con detalles cómo es una excursión hasta llegar a la parte más famosa del desierto de Marruecos: las bonitas dunas de Merzouga. En esta primera parte del artículo, hablaremos de cómo preparar bien nuestro viaje y de todo lo que debemos tener en cuenta. El desierto nos espera, así que ya podemos ir poniéndonos el turbante.

En primer lugar, si queremos ir hasta allí debemos echar a un lado todos nuestros prejuicios. No debemos dejarnos influenciar por los comentarios de gente que no ha estado nunca en el desierto y, sobre todo, de aquellos que nos tratarán como si estuviésemos locos. Ir al desierto puede ser y será, una de las mejores experiencias de nuestras vidas y no tiene por qué ser peligroso en absoluto.

Ejemplo del tipo de vehículo que usan muchas compañías de excursiones para llegar a Merzouga

Ejemplo del tipo de vehículo que usan muchas compañías de excursiones para llegar a Merzouga

Una de las opciones que tenemos es alquilar nuestro propio coche para llegar hasta allí. Podríamos hacerlo desde ciudades como Marrakech y tardaríamos unas seis horas en llegar. Aunque mi opción preferida para evitar líos con las carreteras y otros posibles percances, es contratar una excursión. Esto puede hacerse desde Internet o bien desde allí mismo. Por ejemplo, si vamos a partir de Marrakech, que es una gran opción, encontraremos numerosas tiendecitas y hoteles que ofertan excursiones a muchos sitios como este. Alrededor de la céntrica plaza Jamaa el Fna, hay muchos lugares que ofrecen buenas excursiones a buenos precios.

Una de las mejores opciones es comprar un turbante para protegernos del sol del desierto

Una de las mejores opciones es comprar un turbante para protegernos del sol del desierto

Nos daremos cuenta de que ofertan por lo general dos excursiones diferentes al desierto, una más cercana, al desierto de Zagora; y otra que está más lejos al desierto de Merzouga. Si no tenemos mucho tiempo, no está mal la opción de Zagora, pero si lo que queremos es un verdadero contacto con el desierto, deberemos ir a Merzouga, donde las vistas son mucho mejores y encontraremos bonitos paisajes en el camino. Las excursiones más frecuentes son de tres días.

Antes de nada, os preguntaréis qué cosas deberemos llevar en la mochila para ir al desierto. Pues bien, lo fundamental es un gorro o turbante de los que te ofrecerán allí mismo, crema solar, gafas de sol, cámara de fotos y agua. También podremos llevar, si queremos, algún tipo de repelente de insectos o algún spray para las picaduras, aunque tampoco es imprescindible. El calzado dependerá de si queremos tocar la arena con los pies o somos un poco reacios a ello. Ropa cómoda y fresca para el día y algo de abrigo para la noche. Si vamos en invierno, necesitaremos ropa muy abrigada porque por la noche en el desierto refresca mucho. En cambio, en verano, sentiremos que hace más fresquito por la noche, pero quizá basta con una ligera camisa, o incluso no necesitaremos nada.

Fotografía de las Dunas de Merzouga, el destino de nuestra excursión

Fotografía de las Dunas de Merzouga, el destino de nuestra excursión

Otra cosa por la que no debemos temer es por ir al desierto en verano. Es cierto que no es la mejor época para visitarlo, pero hay veces en las que no decidimos la fecha de nuestras vacaciones. No os preocupéis, en estas excursiones no os van a dejar en pleno desierto a las dos de la tarde, sino todo lo contrario. Se hace una noche en el camino, en un hotel, y luego otra noche en el desierto. A las dunas llegaremos por la tarde cuando el sol no quema, y saldremos al amanecer cuando el sol está saliendo. Normalmente esto es así, pero de todas formas son asuntos que deberemos consultar a la agencia en donde contratemos la excursión.

Los monitores de la excursión nos recogerán seguramente muy temprano, así que tendremos que madrugar bastante ese día. Si hemos contratado una excursión normal, de las que no son privadas, iremos con más gente, por lo que viajaremos en un vehículo de 10 o más plazas. También hay compañías que hacen el trayecto en un vehículo 4×4. Sea como sea, una vez allí, en los asientos del minibus, sentiremos cómo estamos a punto de comenzar una aventura sin precedentes. Así que preparaos para un camino largo, pero lleno de vistas asombrosas. Los conductores pararán cada poco tiempo para que tomemos una foto y para estirar un poco las piernas, así que no hay problema. Sólo quedará disfrutar del viaje.

En la segunda parte del artículo os hablaremos de cómo es el camino hasta llegar, de cómo se vive un día en el desierto, del trayecto en camello y mucho más. ¡Os esperamos!

Fotografías | Fpimentel, Conmochila y Jessica Martín
A vista de pájaro | Google Maps

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información