Hillerød y Helsingør, dos ciudades danesas con mucho encanto

Al norte de Copenhague encontramos dos pequeñas ciudades, una marítima y otra más rural, protagonistas, cada una a su manera y durante siglos, de la historia de Dinamarca
2 de septiembre de 2014
hillerod dinamarca

Castillo de Frederiksborg, uno de los numerosos castillos que son patrimonio de la humanidad en Dinamarca | Patricia Chimeno

Cuando se viaja a Copenhague, en Dinamarca, no tenemos por qué limitarnos a conocer la capital del país para disfrutar del viaje. De hecho, Copenhague, como muchas otras capitales europeas, es una ciudad que fácilmente se puede visitar en un par de días, por lo que es altamente recomendable alejarse de la misma y conocer pequeñas poblaciones de las afueras que tienen mucho que ofrecer. Es el caso de Hillerød y Helsingør, dos localidades turísticas al norte de Copenague que se presentan como una buena alternativa para conocer más sobre el país escandinavo.

Hillerød

En Hillerød encontramos uno de los palacios más representativos y más espectaculares de toda Dinamarca. Se trata del castillo de Frederiksborg (Frederiksborg slot, en danés), el palacio más grande de Escandinavia. Considerado como la mayor figura del Renacimiento danés, se construyó entre 1560 y 1630 durante el reinado de Christian IV y se erigió con el objetivo de honorar al rey Federico II.

hillerod castillo frederiksborg lago

El castillo de Frederiksborg está ubicado sobre tres pequeños islotes sobre el conocido como ‘lago del castillo’ | Patricia Chimeno

hillerod castillo frederiksborg

Imagen del interior del castillo de Frederiksborg | Patricia Chimeno

Desde 1878, el castillo alberga el Museo de Historia Nacional de Dinamarca. Una visita al mismo permite recorrer más de 500 años de historia danesa a través de ilustraciones, retratos, muebles o artes decorativas.

Por si el castillo no fuese suficientemente espectacular, los jardines de Frederiksborg pueden dejar perpléjico a quien lo visite. Se trata de un jardín barroco que Christian IV creó con el objetivo de asemejarse con una auténtica villa italiana. Hoy en día lo encontramos como un terreno perfectamente simétrico, que sigue los ejes del palacio y que convierte a todo el conjunto en un amplísimo paisaje que se puede observar desde las afueras del recinto.

dinamarca hillerod jardines

Los jardines del castillo de Frederiksborg son prueba de la majestuosidad que dotaba al palacio desde el momento de su construcción | Patricia Chimeno

Pese a que el principal atractivo de Hillerød es precisamente el castillo, no se puede dejar de lado el resto de la ciudad que, con apenas poco más de 30.000 habitantes, surge como una localidad pintoresca, con parques y avenidas comerciales donde dar agradables paseos de tarde.

Helsingør

dinamarca helsingor

El castillo de Kronborg desde el mar | Patricia Chimeno

Helsingør (Elsinor, en castellano) es una ciudad portuaria del noroeste de Dinamarca, situada frente a la ciudad sueca de Helsingborg. Un poco mayor que la anterior, tiene cerca de 46.000 habitantes y se presenta como la segunda ciudad más poblada de la llamada Región Capital. Por su situación geográfica, Helsingør ha sido, desde la Edad Media y hasta el siglo XIX, lugar de control estratégico de la monarquía danesa sobre el comercio marítimo entre el mar Báltico y el mar del Norte.

También en esta ciudad encontramos otro famoso castillo, el de Kronborg, principal monumento de la ciudad y muy conocido internacionalmente por ser el escenario de la célebre obra Hamlet, de Shakespeare.

El castillo de Kronborg forma parte del grupo de monumentos daneses declarados patrimonio de la humanidad por la Unesco en 2000, y actualmente es la sede del Museo Marítimo y de Comercio de Kronborg.

dinamarca helsingor paseo

Helsingør se convirtió, durante siglos, en punto estratégico de la monarquía danesa para sus operaciones comerciales estratégicas | Patricia Chimeno

Al igual que con Hillerød, esta ciudad tiene más que ofrecer además del monumento principal. En este caso, se recomienda llegar a esta localidad en transporte público, pues el recorrido en tren, por ejemplo, es muy agradable, al recorrer varias zonas costeras y muchos kilómetros de bosque y naturaleza. Una vez en el centro, se puede conocer la ciudad a fondo dando un paseo, contemplando las pintorescas casas e instalaciones típicas de una localidad marinera como esta. Además, Helsingør es especialmente llamativo porque se sitúa a escasos kilómetros de la costa de Suecia. De hecho, salen barcos a diario que no tardan más de 20 minutos en llegar de una orilla a otra de Suecia y Dinamarca, respectivamente.

En Viajeros Blog | Jardines de Tívoli, una de las maravillas de Copenhague

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información