Jet d'eau, la famosa fuente de Ginebra

Jet d'eau es una curiosa y famosa fuente que se encuentra en Ginebra y que se caracteriza por alcanzar los 140 metros de altitud. Desde cualquier punto de la ciudad, e incluso desde un avión, podremos visualizar su enorme torrente de agua
27 de octubre de 2011
Etiquetas
Jet d'eau Ginebra

Fotografía de la famosa Jet d'eau de Ginebra

En la ciudad suiza de Ginebra encontramos una fuente muy famosa que se ha convertido en uno de sus emblemas. Está ubicada en un lugar privilegiado: la desembocadura del lago de Ginebra en el Río Ródano. Su peculiaridad reside en que no sólo se trata de una de las fuentes más grandes del mundo, sino que además puede verse desde toda la ciudad.

En un sólo segundo, esta fuente lanza al aire unos 500 litros de agua a una velocidad de 200 kilómetros por hora. Así que, cuando está en funcionamiento, puede decirse que hay unos 2.000 litros de agua flotando en el aire. Curioso, ¿no?

Hay que señalar que la actual Jet d’Eau, no es la primera que se instala en Ginebra. Sus orígenes se remontan al año 1886, cuando las máquinas de los artesanos funcionaban con el agua a presión procedente de la planta hidráulica de Coulouvrenière. En las tuberías había un orificio que hacía posible el ajuste de presión en función de la demanda de los talleres y, por su parte, el agua que se expulsaba por la válvula creaba una gran fuente de 30 metros de alto.

Jet d'eau panorámica

Los 140 metros de altitud del chorro de agua de la Jet d'eau, hacen que pueda verse desde cualquier punto de la ciudad

Entonces, las autoridades de la ciudad se dieron cuenta de que esa “fuente” era muy llamativa y de que podría ser una buena atracción turística. Fue por eso que Jet d’eau se acabó trasladando a su actual ubicación y su torrente de agua se amplió hasta llegar a los 90 metros.

Pero, la fuente tal y como la conocemos, fue instalada en el año 1951 y alcanzó los 140 metros de altitud. Desde entonces, llama la atención de cualquier visitante que se deja caer por Ginebra, e incluso de los pasajeros de los aviones que sobrevuelan a una distancia de hasta 10 kilómetros.

Es lógico pensar que un viajero que llegue a Ginebra sin saber de la existencia de la Jet d’Eau, quedaría un tanto extrañado. Desde lejos podría parecer más bien un géiser o una enorme tubería con fugas. Sin embargo, se trata de una fuente que aporta un toque muy peculiar a la ciudad. Eso sí, si decidimos dar un paseo por sus alrededores y nos acercamos mucho a ella, es muy probable que nos mojemos. Bastará con que sople un poco el viento para que el agua nos salpique.

Jet d'eau cerca

Imagen de la Jet d'eau vista de cerca

Por otro lado, un aspecto muy curioso de la Jet d’Eau es que realmente no pertenece ni a Ginebra ni a otro lugar de Suiza. Su propietaria es una empresa privada de abastecimiento de agua. Durante el invierno, esta curiosa fuente funciona durante 10 horas al día, mientras que en el verano podremos verla funcionar durante 13 horas. Su iluminación y su magnitud harán que nadie quede impasible ante ella.

Más información | Wikipedia (en inglés)
Fotografías | Felix 2510, Ninja Potato y Munksynz
A vista de pájaro | Google Maps

Un comentario
  1. Publicado el 14 marzo, 2012 a las 11:47 pm | Enlace

    Es curioso como los problemas de presión de una central hidroeléctrica del siglo XIX dan lugar a uno de los “monumentos” más conocidos de Ginebra.

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información