Lençóis Maranhenses, el desierto azul y blanco de Brasil

20 de septiembre de 2011
Etiquetas
Desierto Lençóis Maranhenses

Si mirásemos el desierto Lençóis Maranhenses desde las alturas, veríamos un paisaje que recuerda a una enorme sábana blanca

Quién nos iba a decir que en el país con la mayor reserva tropical del planeta, íbamos a encontrar un desierto. Pues así es, Brasil no deja de sorprendernos. El hogar por excelencia del carnaval y de la samba, cuenta también con uno de los rincones más asombrosos que podamos visitar.

Situado en Maranhão, al norte del país, encontramos el Parque Nacional de los Lençóis Maranhenses, un lugar fascinante por contar con casi 300 kilómetros cuadrados de dunas blancas y de lagos azules, algo que a simple vista, podría parecer incompatible. Allí tendremos la ocasión de disfrutar un paisaje que no sólo es de película, sino también de ensueño.

En portugués, lençóis significa “sábanas”, un término perfecto para definir la blancura que presentan sus interminables dunas, que vistas desde arriba podrían parecer una enorme y reluciente sábana de algodón blanco. Pero cabe preguntarse cómo es posible que en medio de esta zona desértica, puedan existir semejantes lagunas.

Dunas parque Lençóis

El tono azul del agua de lluvia contrasta con el color blanco de las dunas del parque Lençóis

Pues bien, lo que hace diferente a este lugar de cualquier desierto es que allí encontramos un gran índice de pluviosidad. Al ser una zona tropical, las lluvias son más que frecuentes y crean sobre la arena unos preciosos charcos de agua transparente. En comparación con otros desiertos como el del Sahara, el Lençóis Maranhenses, llega a alcanzar cifras de pluviosidad hasta 300 veces superiores.

Otra de las peculiaridades de este sitio, y también una de las más bellas, es que hay vida dentro de esas lagunas. Si bien durante el período de sequía, estos lagos se evaporan; en épocas de lluvias, varias especies de peces, tortugas, cangrejos y almejas habitan en ellos. Y no, no penséis que alguien se dedica a alojar y desalojar a estos animales cada vez que cambia la temporada. Este proceso ocurre de forma casi misteriosa. Hay quienes opinan que tal fenómeno se da porque los huevos de los peces y demás animales acuáticos, se mantienen vivos en la arena. Cuando vuelve la lluvia y la humedad, las crías salen de sus huevos y vuelve a haber vida.

Lençóis Maranhenses

Cuesta creer que en una zona de clima tropical exista este gran desierto

Y ya que hablamos de animales, debemos mencionar también que este lugar es uno de los mejores de todo Brasil para visualizar el vuelo de las aves, puesto que podremos contemplar algunas especies como el “maçarito”, el “marreca-de-asa-azul” y el “trinta-réis”.

No vayamos a pensar que eso es todo porque, una vez allí, seguro que se nos antoja darnos un agradable baño en sus lagunas o en las playas vírgenes que rodean la zona y que se extienden unos 70 kilómetros. Será una idea excelente además de una experiencia inolvidable. Entre todas las lagunas del Parque Lençóis Maranhenses, la más famosa es la Laguna Azul, con una belleza sin igual y con el intenso color azul que caracteriza a las aguas de este desierto.

Las rutas más frecuentes por Lençóis tienen un máximo de tres noches, pero todo dependerá del tiempo que queramos dedicar a este lugar, si vamos por nuestra cuenta; o del acuerdo al que lleguemos con la agencia en caso de que la visita esté ya organizada. Lo que sí deberemos tener en cuenta es el clima y no olvidarnos de llevar siempre un protector solar, unas gafas de sol y por qué no, un repelente para mosquitos e insectos.

Lençóis Maranhenses

Una de las mayores peculiaridades del lugar es que en sus lagunas vivan animales acuáticos como peces o tortugas

Lo que está claro es que si tenemos previsto viajar a Brasil y buscamos un lugar fascinante que además esté alejado de la masificación con la que cuentan algunas de sus playas más famosas, esta es la opción perfecta. Faltarán las palabras para describir semejante espectáculo natural.

Más información | Parque de Lençóis
Fotografías | Fotowelt.chipTony GalvezViajamosWallcoo
A vista de pájaro | Google Maps
En Viajeros Blog | Parque de la Tijuca, hogar del Cristo Redentor de Río de Janeiro

2 Comentarios
  1. Publicado el 21 septiembre, 2011 a las 12:03 pm | Enlace

    Nunca me hubiera imaginado un lugar así en Brasil! Me lo guardo…

    • Juan F. Rodríguez
      Publicado el 21 septiembre, 2011 a las 3:11 pm | Enlace

      Hola Purkinje, nos alegra que te guste. La verdad es que el desierto de Lençóis Maranhenses es uno de los lugares más impresionantes de Brasil y parte del mundo.

      Saludos y bienvenido a nuestro blog de viajes.

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información