'Tartiflette', tradición gastronómica de los Alpes franceses

La tartiflette es un plato típico francés elaborado con patatas, bacón, cebolla, nata, pimienta, sal y queso reblochon
17 de Octubre de 2011
tartiflette

La ‘tartiflette’ es un típico plato francés cuyo principal ingrediente es el gratinado del queso ‘reblochon’

Podríamos decir que en Francia la tartiflette es algo parecido a lo que es la paella en España: un plato de una región de un país que se convierte en estandarte de la gastronomía del mismo. Pues bien, la tartiflette se ha convertido en uno de los almuerzos más famosos del país galo.

Su elaboración tiene origen en la zona de Alta Saboya, en la región Ródano-Alpes. Es una zona montañosa y especialmente fría, de ahí que los platos tradicionales sean de invierno, como la tartiflette. Se trata de una comarca cuyos yacimientos naturales, como por ejemplo, la montaña más alta de europa, el Mont-Blanc, la convierten en un atractivo turístico durante todo el año, sobre todo de viajeros aficionados al esquí y a los deportes de montaña en general, aunque también para personas que buscan bellos parajes naturales y tranquilidad donde pasar una agradable jornada.

La tartiflette se elabora a base de patata cocida –a veces incluso con su propia piel–, nata, cebolla, bacón, pimienta, sal y el ingrediente clave, el reblochon. Esta especialidad de queso de vaca tiene denominación de origen en la zona de la Alta Saboya, y es la razón principal por la cual se elabora esta delicia gastronómica.

Los empresarios dedicados a la elaboración del queso decidieron crear recetas que tuvieran como componente el reblochon, con el objetivo de subir las ventas de dicho ingrediente, dada que la competencia en el país en este sector es bastante alta. Es entonces cuando crearon este sencillo plato, que consiste en el gratinado del queso junto a todos los demás ingredientes en el horno.

tartiflette reblochon

El reblochon es un queso elaborado en la Alta Saboya | Myrabella

La tartiflette nos la servirán muy caliente, recién salida del horno, y acompañada con una ensalada del lugar, normalmente a base de tomate y lechuga. Esto es debido a que este plato francés puede resultar un poco pesado y esta guarnición ayuda a aligerar bastante. Y para aquellos que les guste acompañar sus comidas con vino, se suele recomendar acompañar la tartiflette con vino blanco y rojo. Aunque estoy convencida de que también te ofrecerán probar junto a él un delicioso caldo de la zona.

Por otra parte, su precio es económico, aunque también depende del restaurante en el que decidamos probar esta especialidad gala. Normalmente suele costar entre unos 10 y 16 euros, aunque, por supuesto, puede haber lugares donde sea más caro o más barato. No la suelen servir en fórmula de menú, ya que, como hemos comentado anteriormente, se trata de un plato muy pesado y servido con una ensalada es más que suficiente. Es por esa misma razón que sugiero tomarla al mediodía, pues degustarla durante la cena puede sentar un tanto mal.

Igualmente, si decidimos prepararar la tartiflette en casa, es un plato que nos saldrá bastante bien de precio, ya que los ingredientes que requiere son habituales en cualquier cocina. El componente principal, el reblochon, es un poco más complicado de encontrar, y, si finalmente no lo conseguimos, podemos sustituirlo por otro queso cremoso similar.

Así que si tienes la oportunidad de viajar hasta el país vecino alguna vez, te recomiendo que pruebes esta maravilla gastronómica, y también cualquier otra relacionada con este tipo de queso denominado reblochon. Si eres un aficionado al queso, este plato te encantará. ¡Te lo aseguro!

Más información | Wikipedia
En Viajeros Blog | 3 platos no aptos para todos los paladares

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información