Descubriendo las cámaras de esclavos en Zanzíbar, Tanzania

En el pasado, Zanzíbar fue el principal puerto para el comercio de esclavos: hombres, mujeres e incluso niños eran subastados y comprados para cruzar el Atlántico en pésimas condiciones
29 de febrero de 2012
Etiquetas
esclavos zanzibar tanzania

Monumento en memoria de los esclavos de Zanzíbar, Tanzania | Seyemon

Zanzíbar, en Tanzania, es considerada hoy en día como una maravillosa isla paradisíaca en medio del océano Índico, conocida muchas veces como la “isla de las especias”. Sin embargo, no se puede ignorar que también tuvo un pasado trágico.

La historia del archipiélago de Zanzíbar es el resultado de una gran variedad de civilizaciones que dejaron huella. La isla vio pasar a numerosos pueblos; desde asirios y egipcios, hasta holandeses, portugueses y británicos. Gracias a su estratégica localización, en la costa este de África, y como ruta de paso para las embarcaciones entre Europa, el Oriente Medio y la India, Zanzíbar se convirtió en núcleo para el comercio de todo tipo de bienes, incluyendo, desafortunadamente, el del tráfico de esclavos.

esclavos camaras zanzibar tanzania

Fotografía exterior de una de las cámaras de esclavos | Renier & Rene

La isla fue el principal puerto para el comercio de siervos. Tras varios intentos, aboliciones parciales y existencia del tráfico de prisioneros en la clandestinidad, la esclavitud fue finalmente abolida en Zanzíbar a mediados del siglo XX. Hoy en día, y después de un siglo, los visitantes todavía podemos comprobar el rastro que dejaron esos años traumáticos; de injusticias y malos tratos a los esclavos, que permanecían hacinados en minúsculas cámaras. Muchos morían de hambre o por asfixia.

La capital de la isla, Stone Town, era el lugar concreto donde se comercializaba con los prisioneros. Como mano de obra barata eran esclavizados y secuestrados para satisfacer las demandas de esclavos en países de todos los lugares del mundo. Hombres, mujeres e incluso niños eran subastados y comprados para cruzar el Atlántico en pésimas condiciones.

camaras esclavos zanzibar tanzania

Los prisioneros no cabían todos dentro sentados o tumbados. Muchos morían asfixiados | Philip S.

Los lugares donde retenían a esta pobre gente antes de ser vendida son uno de los lugares más visitados de Stone Town. Basta entrar en una de las cámaras carcelarias para entender las atrocidades a las que eran sometidos los prisioneros: cuartos subterráneos donde apenas pasa el aire, en los que podían llegar a estar días seguidos sin luz ni comida.

Una vez comprados, los esclavos eran atados y unidos por cadenas. Posteriormente se les metía en las embarcaciones, en la parte interior del casco de los barcos, otra vez en pésimas condiciones. Muchos no llegaban vivos al destino.

ilgesia stone town esclavos zanzibar tanzania

La iglesia anglicana de Stone Town tardó 10 años en ser construida | Krn_bry001

Al lado de las cámaras se encuentra la famosa iglesia anglicana de Stone Town construida en 1873 por Edward Steere, tercer arzobispo de Zanzíbar. El interior de la iglesia tiene varios elementos que recuerdan y hacen referencia a la época de la esclavitud. Además, en el patio exterior de la iglesia, hay un monumento que sirve como memoria a los esclavos.

Cuesta creer que este tipo de violaciones a la dignidad humana fueron llevadas a cabo hasta hace tan poco tiempo, y en un lugar tan impoluto y bonito como Zanzíbar. Desde luego, resulta paradójico, y conocer la historia de la esclavitud nos hace ver la belleza de la isla desde otra perspectiva. Sin embargo, toda la historia de una ciudad o un país ayuda al mismo tiempo a percibir el encanto del lugar y a comprender su trayectoria, pues todo es del modo que es por algún motivo.

A vista de pájaro | Google Maps
En Viajeros Blog | Costa de los Esclavos, recorriendo los vestigios del sometimiento

Un comentario
  1. María Isabel
    Publicado el 2 marzo, 2012 a las 4:26 pm | Enlace

    Apasionante lugar:)

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información