'Adress Is Approximate', el juguete viajero

25 de Noviembre de 2011

El viajero que se queda en tierra, aulla; el viajero que no viaja, se consume. El vídeo que os traemos hoy, Address Is Approximate, sacará del baúl de los recuerdos nuestro lado más melancólico. Cualquier persona sueña, es inherente al ser humano. No tengamos miedo, pues, a deslizar una de nuestras lágrimas por la acogedora comisura de nuestra sonrisa.

El corto de animación es obra del director Tom Jenkins, quien nos conmueve, fotograma a fotograma, con una historia cargada de tiernos sentimientos. Para su elaboración se ha valido de Google Street View y ha usado la eficaz, aunque laboriosa, técnica de stop motion. ¿De qué se trata? Es un método para hacer que unos objetos estáticos aparenten estar en movimiento por medio de una sucesión de imágenes fijas. El stop motion se divide en dos: el que vemos en este cortometraje usando elementos rígidos o el realizado con plastilina, conocido específicamente como claymation.

Aparte de labores de director, el cineasta ha participado como productor, editor, iluminador y animador, y para su elaboración contó con una Canon 5D Mkll. En su historia, un juguete inanimado se aferra a la única herramienta disponible para viajar y escapar de su rutina: la pantalla de un ordenador. Lo hace con su fiel escudero, con un coche que bien podría ser Sancho Panza.

La música de Address Is Approximate es de ésas que cautivan nada más escuchar sus primeros acordes. Los responsables de este regalo para los oídos son los integrantes de la Cinematic Orchestra, un grupo inglés que fusiona a la perfección diferentes tipos de instrumentos. No os quedéis únicamente con el tema que acompaña al vídeo, Arrival of the birds, en sus discos nos obsequian con otros títulos igual o mejores.

Se pueden sacar muchas conclusiones con estas imágenes y en mi caso, la que saco se describe perfectamente con una escena de Mar adentro en donde Javier Bardem, caracterizado como Ramón Sampedro, salta por la ventana de su habitación y sobrevuela los valles y prados de su amada Galicia.

La total dependencia es un arma blanca sin registrar, un goteo de tormento constante que marca a quien está postrado en una cama junto al resto de sus cuidadores, de su familia. Todos escondemos a un viajero, a un soñador, tengamos las piernas de madera o veamos derrumbar nuestro mundo como si de un castillo de naipes se tratase.

Enmudecer ante la adversidad es a veces necesario, como lo es también llorar de alegría para borrar del horizonte las lágrimas de la tristeza.

Más información | Theory Films y Vimeo
En Viajeros Blog | The Mountain, un time-lapse de El Teide que no deberías perderte

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información