» » » » La leyenda de las tres hermanas de piedra de Australia

La leyenda de las tres hermanas de piedra de Australia

2 de enero de 2012
Las tres hermanas de la tribu Katoomba convertidas en piedra en las Montañas Azules de Australia

Las tres hermanas de la tribu Katoomba convertidas en piedra en las Montañas Azules de Australia

Viajar a Oceanía implica aterrizar tarde o temprano en Sidney, ciudad a la que habitualmente se confunde como la capital de Australia. Muy cerca de los dominios del puente que une su bahía, a poco más de 1 hora en tren, se sitúan las Blue Mountains, conocidas también como las Montañas Azules.

Esta oda a la naturaleza es de sobra conocida en el mundo entero, no en vano, desde el año 2000 es reconocida como Patrimonio de la Humanidad por su gran riqueza autóctona. Os hablaré de su conjunto en una futura ocasión, pues primero me gustaría mostraros el santo y seña de la región: las tres hermanas.

Hasta este bello lugar llegué de rebote, como un canguro que bate sus alas de un lado para el otro con total indiferencia. Tras 3 meses en Nueva Zelanda, debía abandonar sus dominios obligatoriamente si quería volver a sentirme dentro de la legalidad debido a las extensiones de los visados. Mi mochila y yo acabamos en Sidney una semana, tiempo suficiente para hacer esta excursión de un día que me llevaría hasta Echo Point Katoomba.

Increíbles vistas panorámicas desde el mirador de las tres hermanas de las Montañas Azules

Increíbles vistas panorámicas desde el mirador de las tres hermanas de las Montañas Azules

Millones de personas peregrinan hasta estos dolmenes de arenisca cada año. Si bien en Navarra tenemos a nuestra disposición a las dos hermanas, a la altura de Irurzun, en Australia les ha salido una nueva, como el brote de un champiñón tan venerado por los guipuzcoanos.

La leyenda de las tres hermanas

El amor juega un papel muy importante en las leyendas de cualquier tipo. El amor nos hace débiles, los celos producidos por el amor causa violencia y, en definitiva, el amor es un sentimiento sin el que no podríamos vivir. Según los aborígenes, tres hermanas de la tribu Katoomba, Wimlah, Meehni y Gunnedoo, se habían enamorado de quien no debían (¿os suena Romeo y Julieta?), tres hermanos de una tribu llamada Nepean. Las estrictas leyes tribales prohibían su enlace y, como los hombres pensamos más con la escopeta que con la mollera, los hermanos acabaron causando una guerra en su afán por capturar a sus amadas.

Fotografía de las tres hermanas de las Montañas Azules de Australia

Fotografía de las tres hermanas de las Montañas Azules de Australia

La magia, al igual que el amor, siempre está presente en las leyendas. Un brujo de la tribu Katoomba, bien podría haber sido el maestro de Willow, lanzó un hechizo para proteger a las tres doncellas. Su intención era convertirlas en piedra hasta que la batalla finalizase, pero los hermanos no pensaron igual y sesgaron su vida de cuajo. Como él era el único que podía revertir el conjuro, desde entonces permanecen inertes con su mirada clavada en la profundidad del valle que les vio nacer.

No tuve la oportunidad de apreciar su esbelta figura de noche, y lo cierto es que me apena, porque, al parecer, cuando el sol echa las persianas, las tres hermanas son iluminadas dejando en el anonimato la oscuridad del cielo, conversando de esta manera con las estrellas del firmamento.

Más información | Blue Mountains
Fotografías | Xabier Villanueva Amadoz
A vista de pájaro | Google Maps
En Viajeros Blog | Bondi Beach, donde el surf es el protagonista de Sidney

2 Comentarios
  1. Publicado el 3 enero, 2012 a las 12:42 pm | Enlace

    Auténtico. Australia, vaya tremendo país.
    Estuve a punto de irme a trabajar, allá por los años 70…….quizá ahora sería un australiano más :-)).
    Buen post y como siempre excelentes fotografías.
    Saludos

  2. Xabier Villanueva
    Publicado el 3 enero, 2012 a las 5:50 pm | Enlace

    Yo no lo conozco mucho. No pude disponer de más tiempo y me limité a conocer Sidney y sus alrededores. No obstante, muchas son las personas que han salido decepcionadas del país, pues hay muchas distancias y entre los puntos de interés no hay tanto para ver.

    Gracias por tu comentario, ¡compañero!

    Un saludo.

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.